Ágata

Características

El ágata es una variedad de la calcedonia. Pertenece al sistema de cristalización trigonal, es de procedencia volcánica y debe su color por las múltiples inclusiones que se han depositado durante el crecimiento de ésta.
Una vez pulida una sección de ágata, podemos apreciar su crecimiento por las diferentes líneas circuncéntricas que encontramos, que son los diferentes estratos de inclusiones y que le confieren colores distintos. Los bolos de ágata pueden ser huecos por dentro, pudiendo cristalizar cuarzo o amatista en la parte central.

Etimología

El nombre de Ágata procede del rio Achates (Sicilia) donde se encontró por vez primera.

Aplicaciones

Los usos principales del ágata son, básicamente, decoración y joyería.

Yacimientos

Los principales yacimientos de Ágata los encontramos en Brasil, Argentina, Uruguay, India y Madagascar.

Propiedades -NEW AGE-

Las ágatas son minerales que sirven para asentar las energías y aportar equilibrio físico, emocional e intelectual a la persona. Ayudan a centrar y estabilizar la energía física.
Tienen el poder de armonizar el ying y el yang, fuerzas positivas y negativas, además de calmar y aliviar.
Psicológicamente facilita la aceptación de uno mismo fomentando la autoconfianza, ayuda a mejorar la concentración, la percepción y las habilidades analíticas de uno mismo.
Emocionalmente te ayuda a superar la negatividad y la amargura del corazón, sana la ira interna y fomenta el amor y el coraje.
Te eleva la conciencia y la vincula con la colectiva, anima a la contemplación y a la asimilación de las experiencias de la vida a nivel espiritual.
A nivel curativo, el ágata estabiliza el aura eliminando o transformando las energías negativas.

KUNUGI, S.L.U. | C/ Electrónica 42 | Pol. Ind. Les Guixeres | 08915 Badalona-Barcelona | Tel. 934 970 024 | Copyright © 2017 , Todos los derechos reservados