Exfoliación

La exfoliación es la propiedad que tiene un mineral de partirse según unas direcciones preferentes. Junto con la dureza, la exfoliación forma parte del conjunto de caracteres que determinan la cohesión de un mineral. La exfoliación es un buen carácter de identificación, en particular, para los minerales que no se han desarrollado bien morfológicamente.
Depende de la estructura interna del cristal y es constante para cada mineral. Los planos de exfoliación están orientados en el sentido de la menor cohesión, es decir, en el sentido de las uniones más débiles entre cada unidad de la estructura cristalina. Se puede observar fácilmente golpeando el mineral.
A veces, se puede obtener la talla de un cristal, limitado en todos sus lados por los planos de exfoliación. En algunos minerales, la calidéid de todos los planos de exfoliación es la misma (ej.: halita, calcita), en otros, la calidad de estos planos es distinta, lo que significa que el mineral se exfolia más fácilmente según ciertos planos (ej: aragonito). Muchos minerales deben su nombre a su exfoliación característica; la ortosa se exfolia en ángulo recto, la plagioclasa lo hace oblicuamente, la euclasa tiene una buena exfoliación.
En la práctica, se distinguen los siguientes grados de exfoliación:
-excelente: el mineral se exfolia en finas láminas en un sentido; ej: grafito, yeso, clorita, moscovita
– perfecta: el mineral se exfolia en formas regulares delimitadas por los planos de exfoliación (cubos -galena, halita romboedros-calcita.
– buena: los planos de exfoliación son menos visibles y no siempre son perfectamente rectos (feldespato, anfíbol, piroxeno).
– imperfecta: la exfoliación no es neta; los planos de separación presentan en general una superficie irregular (azufre, apatito, casiterita).
-muy imperfecta: no existe exfoliación. En estos minerales se suele observar fractura Se habla de fractura concoidea (ópalo, cuarzo), desigual (arsenopirita, pirita), rugosa (plata, oro, acantita), desmenuzable (nefrita, granate), terrosa (aluminita, caolinita).
También se puede determinar el grado de exfoliación según la fuerza necesaria para provocarla. Una exfoliación perfecta viene acompañada de un brillo nacarado en los pIanos de exfoliación, una exfoliación buena, por un brillo vítreo. La exfoliación es más evidente sobre láminas delgadas. Determinando de forma aproximada el ángulo de los planos de exfoliación, es posible distinguir algunos minerales parecidos tales como el anfíbol (120 O) y el piroxena (90 O). En el estudio de ciertas muestras conviene recordar que éstas pueden tener una exfoliación más débil que la dada por las tablas, y que en numerosos casos esta exfoliación podrá no aparecer. Es necesario distinguir la exfoliación de la partición, esta última existe entre dos minerales unidos o cuando una fina capa de otros minerales está incluida en la muestra. La partición se hace más evidente después de una larga exposición al aire.

KUNUGI, S.L.U. | C/ Electrónica 42 | Pol. Ind. Les Guixeres | 08915 Badalona-Barcelona | Tel. 934 970 024 | Copyright © 2017 , Todos los derechos reservados